Gran Teatre del Liceu

Liceu

Gran Teatre del Liceu

El Gran Teatre del Liceu, creado en 1847 en la Rambla de Barcelona, es un teatro de ópera que a lo largo de los años ha mantenido su función de centro cultural y artístico. Es uno de los símbolos de la ciudad.

La Rambla, 51-59, Barcelona Ver Dirección
2292 personas
Salvador Alemany Ver Director
1847
Valenti Oviedo | Víctor Garcia de Gomar Ver Director artístico
Ópera
Gran Teatre del Liceu
Giacomo Puccini
Saimir Pirgu, Isaac Galán, Fernando Latorre

La bohème de Puccini, una de las óperas veristas más célebres del mundo bajo una producción tradicional de Jonathan Miller llena de realismo, inspirada en las fotografías de Brassaï y Cartier-Bresson de la década de los años 30 del siglo XX. Marc Piollet dirige la Orquesta del Liceu en una bohème que destaca por la excelencia en su reparto: en el papel de Mimì Eleonora Buratto, y en el de Musetta, Olga Kluchynska, ganadora de la edición 2015 del Concurso Tenor Viñas. El grupo de bohemios está encabezado por el tenor Saimir Pirgu como Rodolfo, y Marcello por el barítono Gabriel Bermúdez. La historia de amor entre Rodolfo, el poeta, y la dulce Mimì, una vecina bordadora, marca el ritmo de la obra, que se sitúa en el París de 1830, cien años antes que la apuesta de Miller. En el Barrio Latino, un grupo de bohemios, entre los cuales se encuentra el protagonista, con sus compañeros Marcello, Schaunard y Colline, conviven en una buhardilla con el frío y el hambre, sin poder pagar el alquiler. El contrapunto a la pareja protagonista, que se debate entre los celos y el miedo a la enfermedad de la muchacha, son la pareja Marcello, pintor, y Musetta, una femme fatale que acaba ayudando a Mimì en los momentos difíciles. La ópera presenta grandes momentos musicales, como la célebre aria del primer acto “Che gelida manina”, en la que Rodolfo calienta la mano de una Mimì desvalida que ha venido a la casa de los artistas a pedir cerillas. Después de que el poeta se presente en “Chi son? Sono un poeta”, le toca el turno a la muchacha, cantando “Mi chiamano Mimì”, una página llena de ternura donde queda reflejado el idealismo que rodea a la trama.

 

Ópera
Gran Teatre del Liceu
Gaetano Donizetti
Juan Diego Flórez, Marco Armiliato, Elena Moşuc

Juan Diego Flórez debutaba el rol de Edgardo en Lucia di Lammermoor en noviembre de 2015, en el Gran Teatre del Liceu, con esta producción de Damiano Michieletto dirigida musicalmente por Marco Armiliato y con la soprano  Elena Mosuc en el papel protagonista de la ópera.

 

Basada en la truculenta novela histórica de Walter Scott, The Bride of Lammermoor, que Salvatore Camarano transformó en libreto para Gaetano Donizetti, quien compuso la ópera en apenas un mes, Lucia di Lammemoor expresa el amor romántico que perdura más allá de la mentira, de la incomprensión, de la locura y de la muerte. Situada en Escocia, la rivalidad entre dos clanes enemigos es el escenario que ve nacer el amor entre Lucia y Edgardo, que se juran en secreto voto de matrimonio. La protagonista, Lucía, es uno de los grandes retos del repertorio operístico, tanto en el ámbito vocal como escénico, y que es conocido por uno de sus puntos álgidos, cuando el personaje se entrega a la locura.

 

La propuesta escénica que nos ofrece el Liceu, dirigida por Damiano Micheletto y estrenada en la Opernhaus Zürich, recrea un ambiente "desnudo de excesos, dominado sólo por el vidrio cortante y frío de una torre, que es a la vez lugar de fiesta y de muerte", en palabras del director de escena.

Ópera
Gran Teatre del Liceu
Gioachino Rossini
Riccardo Frizza, Luca Pisaroni, Sara Blanch

L’italiana in Algeri se representó en el Liceu la temporada 2018/19 en conmemoración de los 150 años de la muerte del compositor italiano Gioachino Rossini. El regista Vittorio Borrelli plantea un montaje vistoso y colorista, unido a la vibrante música rossiniana bajo la batuta del maestro Riccardo Frizza. El reparto está liderado por la mezzosoprano Varduhi Abrahamyan como Isabella, el bajo-barítono Luca Pisaroni como Mustafá y el tenor Maxim Mironov como Lindoro, tres voces muy cotizadas internacionalmente que confluyen en el escanario con Giorgio Caoduro como Taddeo, Sara Blanch como Elvira, Lidia Viñas-Curtis como Zulma y Toni Marsol como Haly.


L’ italiana in Algeri es una obra que juega la carta de la liberación de la mujer a través de su protagonista, Isabella, capaz de poner cada cosa en su lugar ante la rudeza de Mustafà. Rossini consiguió, a los 21 años, un triunfo total con esta farsa cómica en dos actos. A pesar de ser tan joven, el músico italiano consolidó su estilo personal, como legítimo heredero de la ópera buffa del siglo XVIII. Grandes arias como ‘Cruda sorte’ de Isabella y unos concertantes espléndidos —como por ejemplo el onomatopéyico final del primer acto— son algunos de los platos fuertes de este hilarante menú rossiniano.

Ópera
Gran Teatre del Liceu
Amilcare Ponchielli
Pier Luigi Pizzi, Guillermo García Calvo, Saioa Hernández

La Gioconda de Amilcare Ponchielli con la espectacular producción del director de escena, escenógrafo y figurinista Pier Luigi Pizzi. El maestro Guillermo García Calvo se estreno en el Liceu con esta ópera llena de lirismo que cuenta con un reparto de primer nivel encabezado por las soprano Saioa Hernández. Sobre el escenario les acompañarán el tenor Brian Jagde como Enzo Grimaldo, la mezzosoprano Dolora Zajick como Laura Adorno y el bajo Ildebrando D’Arcangelo como Alvise Badoero, entre muchos otros.  

 

En la Venecia del siglo XVII, Enzo Grimaldo quiere a Laura, esposa de Alvise, después de haber abandonado a la desafortunada Gioconda, hija de la Cieca, acusada de brujería. Pier Luigi Pizzi decide situar este drama en una Venecia “estilizada”, ayudándose de un “realismo poético que narra a través de estereotipos simbólicos” como el agua, la niebla, los canales, los puentes o las góndolas negras y funerarias. Una espectacular puesta en escena que en el año de su estreno en el Liceu recibió elogios como el que Roger Alier le dedicaba en La Vanguardia: “es una de aquellas óperas que tienen todos los elementos que gustan a los verdaderos amantes de la lírica, y además esta vez hemos tenido la suerte de caer en manos de un director escénico (Pizzi) que nos ha ofrecido espectáculo de calidad”.

 

Esta obra, emblemática del periodo comprendido entre la madurez verdiana y el verismo incipiente, es la partitura más celebrada de Amilcare Ponchielli. Además de la célebre “Danza de las horas” y del aria del suicidio de la Gioconda, la partitura esconde momentos de gran lirismo y sensibilidad postrománticos, así como la magistral orquestación y la escritura vocal para papeles como Laura, la Cieca, Enzo Grimaldo o Barnaba.

Ópera
Gran Teatre del Liceu
Vincenzo Bellini
Joyce DiDonato, Patrizia Ciofi, Marco Spotti

I Capuleti e i Montecchi, de Vincenzo Bellini, es una tragedia en dos actos con el libreto de Felice Romani –también autor de Giulietta e Romeo para Vaccai- que surge de la obra de Zingarelli Giulietta e Romeo, referencia a la Italia de principios del siglo XIX. Esta ópera es una de las versiones más apasionadas y concentradas del drama de los amantes de Verona que en esta producción luce un espectacular vestuario diseñado por Christian Lacroix. La dirección musical de Riccardo Frizza, que debutó en el Gran Teatre, se mezcla con una dirección de escena “sin ningún «espectro» elisabetino, pocos incisos, un gesto osado, apasionado e inspirado, dramático y enérgico como este final contundente y seco como una bofetada”, señala Vincent Boussard.

 

La mezzosoprano Joyce DiDonato, galardonada con el premio Grammy 2016 a la mejor cantante clásica, interpretará el rol de Romeo, conjuntamente con Patrizia Ciofi, que encarnan a Giulietta. El libreto no es, en cualquier caso, una adaptación del Romeo and Juliet de Shakespeare; no obstante, se nutre de las mismas fuentes que el dramaturgo inglés utilizó para su propio drama, remitiéndose también a la tradición poética. El reparto se completa con Antonio Siragusa como Tebaldo, Simón Orfila como Lorenzo y Marco Spotti como Capellio.

 

El vestuario es una de las piezas clave de I Capuleti e i Montecchi, con el espectacular diseño de Christian Lacroix. Según Lacroix, sus diseños siempre han destacado por su aspecto teatral. Es por ello que han tenido mucho éxito en esta producción. Boussard y Lacroix llevan unos 15 años trabajando y el diseñador “ha intentado escuchar a Boussard e ilustrar su fantasía”. La libertad de Lacroix para diseñar ha sido total “mezclando nuevos y antiguos patrones que revelan el interior oculto y frágil de los personajes”.

 

La breve aria de Romeo “Deh tu, bell’anima” es uno de los momentos más destacados de la obra, en la que Bellini, conservando algunos elementos del belcanto inicial –como el hecho de pensar un rol masculino para una mezzosoprano-, va un paso más allá hacia la liberación de la melodía respecto al ritmo: las evoluciones vocales de Giulietta y las de Romeo causaron el impacto previsible que dio al compositor un prestigio inmenso.

 

Ópera
Gran Teatre del Liceu
Giuseppe Verdi
Renato Palumbo, Carlos Álvarez, Piotr Beczala

Envidias y conspiraciones, aunque también pasiones amorosas, celos, venganzas y el perdón final confluyen en una obra maestra de Verdi, que despertó las iras y prohibiciones de la censura del momento hasta obligar a compositor y libretista a realizar cambios en la misma: de la Suecia original al lejano Boston.

Vuelve al Liceu el gran tenor polaco Piotr Beczala con uno de sus títulos de cabecera, acompañado por la soprano Keri Alkema. El montaje de Vincent Boussard refuerza el ambiente oscuro y de misterio que rodea la pieza, cuenta con vestuario de Christian Lacroix y la sobriedad escenográfica de Vincent Lemaire, que permite concentrar la atención en el núcleo dramático de la partitura. El reparto, dirigido por un verdadero especialista como Renato Palumbo, presenta además un referente en el canto verdiano: Dolora Zajick.

 

 

Ópera
Gran Teatre del Liceu
Charles Gounod
Stephen Lawless, Aida Garifullina, Saimir Pirgu

El Gran Teatre del Liceu estreno la ópera Roméo et Juliette el 14 de febrero de 2016, una coproducción entre el Liceu y The Santa Fe Opera dirigida por el británico Stephen Lawless y bajo la batuta del maestro Josep Pons. La versión operística de Charles Gounod del clásico de Shakespeare no se veía en el Liceu desde 1985 y se estrenó con un reparto encabezado por la soprano rusa Aida Garifullina como Juliette y el tenor albanés Saimir Pirgu como Roméo acompañados por la Orquesta Sinfónica y el Coro del Gran Teatre del Liceu.

 

Esta reciente producción sitúa la acción original en el contexto de la Guerra Civil de los Estados Unidos (1861-1865), una decisión del director Stephen Lawless para transportar los tiempos de Shakespeare a la época de Gounod. En palabras del propio director, la versión operística de este clásico universal “se convierte en una obra diferente y diversa que comienza a salir del molde shakespeariano y que imprime un toque francés a la fugacidad y el ingenio del original”. El director ha querido situar a los amantes en un marco mortuorio que condicionará fatalmente su destino desde el inicio de su enamoramiento.

Ópera
Gran Teatre del Liceu
Vincenzo Bellini
Sondra Radvanovsky, Gregory Kunde, Renato Palumbo

Norma (1831), con libreto de Felice Romani, habitual colaborador de Bellini, se basa en la tragedia de Alexandre Soumet Norma ou L’Infanticide de Louis, representada poco antes en París con éxito. Se trata de una actualización, en clave romántica, de algunos temas de la tradición clásica, como el de la sacerdotisa que rompe sus votos por amor (La Vestale de Spontini, 1807) y el infanticidio como venganza (Medea de Cherubini, 1797). La  ambientación en el mundo de los druidas de la Galia y los amores de una sacerdotisa con un militar romano tienen el referente de un episodio de Les Martyrs (1809) de Chateaubriand.

La acción se concentra en la unidad de tiempo que exige el teatro clásico y las formas tradicionales del melodrama italiano se integran en un gran cuadro colectivo. La figura de Norma, de una gran complejidad psicológica, se levanta por encima de todos,con una belleza melódica inaudita.

Teresa Lloret
Filóloga

Ópera
Gran Teatre del Liceu
Giuseppe Verdi
Javier Camarena, Carlos Álvarez, Monique Wagemakers,

Mantua, Italia. Rigoletto, bufón del duque de Mantua, tiene una hija secreta que es seducida precisamente por el duque. Los cortesanos la raptan y la llevan a palacio creyendo que es la amante de Rigoletto, que los insulta y les reclama su hija. Después de hacer comprender a la hija que el duque no la ama, Rigoletto urde su venganza.

Debut de Javier Camarena y Antonino Siragusa en el rol del duque de Mantua en el Liceu, acompañados de Carlos Álvarez, Àngel Òdena -que debuta el rol de Rigoletto- y Leo Nucci, en un Rigoletto de lujo en el coliseo barcelonés. Una pieza esencial de la ópera basada en un drama de Victor Hugo y censurada antes de su estreno por su crítica a la monarquía de la época.
La producción de Monique Wagemakers es minimalista pero muy compleja técnicamente, con un vestuario rojo veneciano renacentista que recrea el intenso abanico emocional de Rigoletto.