Muerte en venecia ENO CORTE
Datos

principal

Muerte en Venecia

Benjamin Britten
listado

Ópera
2h. 30 min.
Inglés
FULL HD
Español , Inglés
Producción

La bella y evocadora producción de Deborah Warner de la última obra maestra operística de Britten ha sido aclamada como un "exquisitamente conseguido matrimonio entre la música, el teatro y el diseño" (The Independent). En la luminosa y convincente interpretación de Britten de la clásica novela de Thomas Mann, la obsesión del escritor Gustav von Aschenbach con el chico polaco Tadzio y su consecuente caída se reflejan en una "notable y desgarradoramente creíble interpretación" (The Guardian), de John Graham-Hall, que ya había recibido grandes críticas por cantar el papel de Aschenbach en La Scala. Los geniales coro y orquesta de la English National Opera son dirigidos por Edward Gardner, un defensor de la música de Britten durante mucho tiempo.

 

Con la colaboración de Naxos

Música de Benjamin Britten

Basada en la novela de Thomas Mann

Libreto de Myfanwy Piper

Producción de la English National Opera

Coro y Orquesta de la English National Opera

 

Equipo artístico


Director musical | Edward Gardner

Directora de escena | Deborah Warner

Escenógrafo | Tom Pye

Figurinista | Chloe Obolensky

Iluminador | Jean Kalman

Director del coro | Paul Brough

Coreógrafo | Kim Brandstrup

 

Reparto


Viajero / Petimetre viejo / Viejo gondolero / Gerente del hotel / Barbero / Primer actor / Voz de Dioniso | Andrew Shore

Apolo | Tim Mead

Tadzio | Sam Zaldívar

Madre polaca | Laura Caldow

Sus dos hijas | Mia Angelina Mather, Xhuliana Shehu

Su gobernadora | Joyce Henderson

Jaschiu, amigo de Tadzio | Marcio Teixeira

Bailarines | Thomas Edwards, Guglielmo Garavini, Olly Gerrie, Yossi Goodlink, Harry Hancock, Liam Morris, Ben Owen

Niños | Ellie Broad, Alisa Maria Horova, Lincoln Mahon, Gabrielle McHardy-Costaine Brown, Jak Wright

CONTENIDO RELACIONADO

Ópera
Teatro Real
Benjamin Britten
Ivor Bolton, David McVicar

Ivor Bolton, director musical del Teatro Real, afronta el reto de dirigir una de las óperas menos conocidas de Benjamin Britten, Gloriana, obra encargada para la coronación de Isabel II, cuyo estreno en Madrid tuvo lugar el 12 de abril de 2018. Tras el rotundo éxito que en la pasada temporada consiguiera con Billy Budd, del mismo compositor, el maestro británico trabajó junto al director de escena David McVicar para ofrecernos un retrato histórico, y poco amable, de la reina Isabel I de Inglaterra.

 

En esta ocasión, Anna Caterina Antonacci representa el papel protagonista, mostrando una Isabel atrapada por sí misma entre sus obligaciones como reina y la turbulenta relación que mantiene con el ambicioso conde de Essex, Robert Devereux.
 

Ópera
Teatro Real
Benjamin Britten
Ivor Bolton, Deborah Warner

El estreno de Billy Budd de Benjamin Britten en Madrid marcó, sin duda alguna, uno de los grandes acontecimientos del Bicentenario del Teatro Real. Su magnífico libreto basado en la obra homónima de Herman Melville, narra la historia del marinero Billy Budd: un joven bello, leal, generoso, fuerte, ingenuo y bondadoso que logra desquiciar con su belleza y personalidad al maestro de armas del navío, quien es incapaz de canalizar la situación, y crucifica al ingenuo sin miramientos.

 

Esta nueva producción del Teatro Real se presentaba por primera vez en Madrid, en coproducción con la Opéra national de Paris y el Teatro dell'Opera di Roma, de la mano de Deborah Warner, uno de los grandes nombres de la dirección escénica actual.

 

“¿Qué es lo que he hecho?”, se interroga el capitán Edward Fairfax Vere, antaño al mando del navío Indomable. Del cuestionamiento de un hombre ahora anciano nace evocada, en forma de flashback, la historia de Billy Budd, joven marino cuya hermosura despierta una atracción insoportable en Claggart, el maestro de armas que lo alista para luego destruirlo por no poderlo amar. A bordo de un barco asfixiante, Benjamin Britten se adentra en el tema de la inocencia frente a un mundo hostil en el que se crucifica al ingenuo sin miramientos. Ni siquiera Vere actúa para evitar la tragedia, a pesar de ser plenamente consciente de la injusticia que se vive bajo su mando. Contención y derroche de emociones se entrelazan y se niegan mutuamente en una historia ambigua y con final abierto. Herman Melville moriría dejando incompleta una de sus obras más introspectivas, pero su talento para teñir acontecimientos aparentemente mundanos de una dimensión perturbadora encontraría un aliado perfecto en la capacidad de Britten para poner música a lo más profundo de la psique humana.