Disfruta gratis de MyOperaPlayer

Disfruta gratis de MyOperaPlayer

REGÍSTRATE CON EL CÓDIGO OperaEnCasa Y VIVE LA MEJOR ÓPERA

Ópera
Teatro Real
Giacomo Puccini
Ermonela Jaho, Enkelejda Shkosa, Marifé Nogales, Jorge de León

Madama Butterfly, de Giacomo Puccini, una de las óperas más representadas en los escenarios de todo el mundo.

La trágica historia de la geisha Cio Cio San, mejor conocida como Madama Butterfly emociona a cualquier público por el talento innato de Puccini. Una historia que narra la dura lucha entre dos civilizaciones irreconocibles. La historia está situada, esta vez, de una manera diferente a través de la dirección de escena de Mario Gas que sitúa la narración en un plató de cine de los años 30, con el que propone tres perspectivas simultáneas para poder disfrutar aún más de este clásico conmovedor firmado por Giacomo Puccini.

Las esposas temporales eran una realidad extendida en el Japón de finales del XIX. Occidente, con Estados Unidos a la cabeza, había establecido relaciones diplomáticas y comerciales con el país a mediados de siglo, y la fascinación por la cuna de las geishas se había extendido como la pólvora. La influencia de Oriente –un oriente imaginado desde la lejanía– se plasmaría en obras de una amplia paleta de artistas europeos y norteamericanos, y seguiría nutriendo la vida cultural occidental hasta bien entrado el siglo XX. En esta línea, el personaje de Butterfly es una cruda encarnación del conflicto entre dos civilizaciones irreconciliables, una de las cuales avasalla a la otra. Hombre de finísimo instinto teatral, Puccini retrata de manera magistral la fragilidad de una geisha enamorada que ingenuamente se cree correspondida por un apuesto oficial de la marina norteamericana, en una partitura en la que se evocan melodías japonesas tradicionales convenientemente armonizadas. El fiasco que supuso el estreno de Madama Butterfly en Milán no hizo cejar al compositor en su empeño de sacar adelante la que él mismo consideró su obra más sincera y expresiva. El tiempo acabaría dándole la razón. Mario Gas sitúa la historia en un plató cinematográfico en los años 30 y propone tres perspectivas simultáneas a través de las cuales vivir este drama conmovedor: la ópera en sí, la grabación cinematográfica que se hace de la misma y su reproducción en blanco y negro en una gran pantalla.

Ópera
Teatro Real
Giuseppe Verdi
Violeta Urmana, Ekaterina Semenchuk, Daniela Barcellona...

En plena celebración del Bicentenario y del vigésimo aniversario de su reapertura, el Teatro Real recuperaba una de las producciones más monumentales y emblemáticas de su pasado reciente, Aida, de Giuseppe Verdi, estrenada en 1998 con dirección de escena, escenografía y vestuario de Hugo de Ana. El director de escena ofrecerá una versión revisada y actualizada de una de las óperas más populares del compositor de Busseto.

El maestro Nicola Luisotti regresa al Teatro Real para ponerse al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real y un triple reparto en el que se alternarán las mejores voces de la actualidad: Violeta Urmana, Ekaterina Semenchuk, Daniela Barcellona, Gregory Kunde, Fabio Sartori, Alfred Kim, Liudmyla Monastyrska, Anna Pirozzi, entre otros.
 

acceder
Como acceder
Ópera
Gran Teatre del Liceu
Charles Gounod
Stephen Lawless, Aida Garifullina, Saimir Pirgu

El Gran Teatre del Liceu estreno la ópera Roméo et Juliette el 14 de febrero de 2016, una coproducción entre el Liceu y The Santa Fe Opera dirigida por el británico Stephen Lawless y bajo la batuta del maestro Josep Pons. La versión operística de Charles Gounod del clásico de Shakespeare no se veía en el Liceu desde 1985 y se estrenó con un reparto encabezado por la soprano rusa Aida Garifullina como Juliette y el tenor albanés Saimir Pirgu como Roméo acompañados por la Orquesta Sinfónica y el Coro del Gran Teatre del Liceu.

 

Esta reciente producción sitúa la acción original en el contexto de la Guerra Civil de los Estados Unidos (1861-1865), una decisión del director Stephen Lawless para transportar los tiempos de Shakespeare a la época de Gounod. En palabras del propio director, la versión operística de este clásico universal “se convierte en una obra diferente y diversa que comienza a salir del molde shakespeariano y que imprime un toque francés a la fugacidad y el ingenio del original”. El director ha querido situar a los amantes en un marco mortuorio que condicionará fatalmente su destino desde el inicio de su enamoramiento.

Ópera
Teatro Real
Giacomo Puccini
Stephen Costello, Joan Martín-Royo...

Partiendo del libro Escenas de la vida bohemia, de Henri Murger (1882-1861), nacido como una serie de relatos autobiográficos publicados en forma de folletín, los dos libretistas, siempre celosamente dirigidos por Puccini, construyeron un libreto coral, en el que cuatro jóvenes artistas bohemios sortean las dificultades económicas y las inclemencias del tiempo con humor e ilusión, buscando su lugar en un París efervescente, bullicioso e invernal.
La historia de amor trágica entre uno de ellos, Rodolfo, aspirante a poeta, y la sastrecilla Mimì, cuya muerte, inexorable, les sorprende, articula una especie de camino iniciático que despide los desenfrenos y sueños de la juventud y revela la vida real, con toda su contundencia y transcendencia.
Con su genial paleta orquestal, su dominio de la prosodia y su enorme talento dramático, Puccini va construyendo la personalidad de los jóvenes con su característica habilidad para articular los destellos más anecdóticos y divertidos de lo cotidiano con los sentimientos más hondos, pasionales y arrebatadores. Así, entrelaza sus frases cortas “de conversación” con otras de enorme aliento melódico y dramático. Su orquestación sugiere, con enorme eficacia tímbrica, desde detalles tan nimios como el serpenteo de las llamas o el tintineo de las monedas, hasta las ‘ambientaciones’ casi cinematográficas de la desangelada buhardilla, del bullicio del París navideño, o de la soledad y privaciones de la pobreza.
La evocación de momentos pasados como si fueran destellos que la memoria revive y actualiza está magistralmente recreada con la utilización de motivos musicales asociados a emociones, sentimientos, o incluso a objetos a los que Puccini concede un enorme poder simbólico, como la vela de Mimì, la cofia rosa que le compra Rodolfo, el gabán de Colline, o el manguito que calienta las manos frías de la protagonista en su lecho de muerte…
Son estos momentos que vienen y vuelven con la memoria, que están escondidos y asoman con las vivencias que suman y construyen el camino la vida, los que vertebran la nueva producción de La bohème que se podrá nuestra emisión en directo.
En su propuesta dramatúrgica, el prestigioso director de escena británico Richard Jones y el escenógrafo y figurinista Stewart Laing presentan la ópera como una sucesión de Escenas de la vida bohemia presentadas al espectador sin ocultarle los trabajos de backstage que normalmente desarrollan los técnicos detrás del escenario. Así, el público ve como se cambian los decorados, cómo se utilizan diferentes artilugios para lograr efectos teatrales y cómo se amontonan elementos escenográficos en las bambalinas, como si fueran retazos de vida apiñados en la memoria.
Situándose en el lugar privilegiado, el espectador contempla permanentemente el pasado y el presente de los personajes, incapaz de sumergirse en el París frío y efervescente de los jóvenes bohemios porque lo verá siempre representado sobre el escenario. Pero este artificio del ‘teatro dentro del teatro’, en que se confunden el tiempo real y el teatral, el espacio del público y del artista, el drama de la ópera y sus metáforas, llevará al espectador a una interpretación más rica de la obra de Puccini, potenciada por su visión desde distintos ángulos, pero también con sus reflejos.

la flauta mágica
La flauta mágica
Ópera
Teatro Real
Wolfgang Amadé Mozart
Michael Haneke, Anett Fritsch, Paola Gardina, Andreas Wolf

La plasticidad del espectáculo, creado por el cineasta austriaco, recalca en medio de una fría atmósfera los aspectos más humanos de sus personajes, que va de las emociones más sencillas a un torbellino de situaciones que resultan comprometidas en lo emocional. El amor perjudica seriamente la salud de estas dos parejas que se dejan manejar por un Don Alfonso y una Despina maquiavélicos –una extraña pareja que se asocian con un mismo fin: destruir a los amantes. Una nueva concepción escénica da pie a decir los recitativos de otra forma, dando más intensidad a las escenas y alcanzando un desenlace distinto en esta “nueva” historia mozartiana, lo que la hace más ambigua. ¡Sencillamente magnífica y muy actual!

Teatro Colon
Teatro Colón de Buenos aires
Ópera
Gran Teatre del Liceu
Giuseppe Verdi
Javier Camarena, Carlos Álvarez, Monique Wagemakers,

Mantua, Italia. Rigoletto, bufón del duque de Mantua, tiene una hija secreta que es seducida precisamente por el duque. Los cortesanos la raptan y la llevan a palacio creyendo que es la amante de Rigoletto, que los insulta y les reclama su hija. Después de hacer comprender a la hija que el duque no la ama, Rigoletto urde su venganza.

Debut de Javier Camarena y Antonino Siragusa en el rol del duque de Mantua en el Liceu, acompañados de Carlos Álvarez, Àngel Òdena -que debuta el rol de Rigoletto- y Leo Nucci, en un Rigoletto de lujo en el coliseo barcelonés. Una pieza esencial de la ópera basada en un drama de Victor Hugo y censurada antes de su estreno por su crítica a la monarquía de la época.
La producción de Monique Wagemakers es minimalista pero muy compleja técnicamente, con un vestuario rojo veneciano renacentista que recrea el intenso abanico emocional de Rigoletto. 

Ópera
Gran Teatre del Liceu
Giuseppe Verdi
Renato Palumbo, Carlos Álvarez, Piotr Beczala

Envidias y conspiraciones, aunque también pasiones amorosas, celos, venganzas y el perdón final confluyen en una obra maestra de Verdi, que despertó las iras y prohibiciones de la censura del momento hasta obligar a compositor y libretista a realizar cambios en la misma: de la Suecia original al lejano Boston.

Vuelve al Liceu el gran tenor polaco Piotr Beczala con uno de sus títulos de cabecera, acompañado por la soprano Keri Alkema. El montaje de Vincent Boussard refuerza el ambiente oscuro y de misterio que rodea la pieza, cuenta con vestuario de Christian Lacroix y la sobriedad escenográfica de Vincent Lemaire, que permite concentrar la atención en el núcleo dramático de la partitura. El reparto, dirigido por un verdadero especialista como Renato Palumbo, presenta además un referente en el canto verdiano: Dolora Zajick.

 

 

Familiar
Teatro Real
Clair de Lune Théâtre
Paulo Ferreira y Jean Jadin

La historia cuenta, con un humor delirante, la confrontación entre el mundo de los adultos y el imaginario de los niños. Un padre conservador y una madre severa intentan domesticar a su juguetona hija, cuya única amiga es una audaz gallina. Hasta que la niña, influida por su pequeña amiga, empieza a salirse de los límites. Los padres se ponen a perseguir a este particular animalito, acción de la que no saldrán indemnes. En el imaginario mundo de la protagonista, la niña, cualquier cosa es posible cuando el humor vence a los prejuicios. “Omelette” es el nombre de la gallina protagonista, que pone una gran cantidad de huevos durante la función (y "¡no se puede hacer una tortilla sin romper algunos huevos! "). Nuestra receta es “una mezcla de seriedad y escarnio con un condimento burlesco”.

En este enlace encontrará una guía didáctica con más información y recursos relacionados con este título.

Patrimonio Nacional
Patrimonio Nacional
Ópera
Teatro Real
Wolfgang Amadeus Mozart
Kurt Streit, Patricia Petibon...

Con la participación del director musical del Teatro Real, Ivor Bolton, experto mozartiano, y del director de escena Claus Guth. Junto a ellos, la Orquesta Titular del Teatro Real.

Mozart acababa de cumplir 16 años cuando, en marzo de 1771, le llegó el encargo de componer Lucio Silla. Año y medio después había escrito todos los recitativos y se había personado en Milán, donde trabajaría en la música para las arias y comenzaría los ensayos. La tercera de sus óperas se estrenó en el Teatro Regio Ducal en diciembre de 1772 con un reparto que incluía algunas de las mejores voces del momento. No era para menos: la partitura, endiablada, solo está al alcance de cantantes con una sólida técnica vocal.

El libreto, que tan solo un par de años después retomaría Johann Christian Bach para componer su propia ópera, se ciñe al modelo de opera seria habitual en la Europa del siglo XVIII, y propone la magnanimidad como el valor moral alrededor del cual hacer girar la trama. El dictador romano Silla –papel inspirado en el personaje histórico homónimo– trama valerse de su peso político para conquistar a su amada Giunia, hija de su acérrimo enemigo. Ella, sin embargo, tiene sus afectos puestos en Cecilio, senador exiliado por motivos políticos. La determinación inicial de Silla va resquebrajándose, dando paso a una compasión que acabará por hacerle ceder ante el amor e incluso a renunciar al poder. Las decisiones virtuosas, nos propone la ópera, siempre son las más acertadas.

 

* Título disponible solo en países no UE,  a excepción de España

Ópera
Teatro Colón
Giuseppe Verdi
Latonia Moore, María Luján Mirabelli, Riccardo Massi

La ópera Aida de Giuseppe Verdi con libreto de Antonio Ghislanzoni está ligada al Teatro Colón de Buenos Aires desde sus orígenes. En 1908, fue el título con el que se inauguró su actual edificio. Desde entonces, se representó innumerables veces, con figuras tan deslumbrantes como Enrico Caruso, Beniamino Gigli, Renata Tebaldi y María Callas, entre otros. 

A partir de 1966, el argentino Roberto Oswald se hizo cargo de la escenografía y del vestuario y en 1989 asumió la puesta en escena, mientras el vestuario estuvo a cargo de Aníbal Lápiz. Esta clásica producción de la casa argentina, realizada íntegramente en sus talleres, fue repuesta en
mayo de 2018 para celebrar los 110 años del edificio con un elenco que contó con las voces de Latonia Moore y Riccardo Massi junto a figuras locales y la Orquesta, el Ballet y el Coro Estables del Teatro Colón.

Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Ópera
Inolvidables
Georges Bizet
Emilio Sagi, Alicia Nafé, Neil Shicoff, Geer Grimsley

Cuando Georges Bizet estrenó su ópera Carmen, no podía imaginar que su bella y seductora cigarrera se convertiría en un mito, en la precursora de un comportamiento femenino que rompía todos los convencionalismos. Es uno de los títulos que más se ha representado en el Teatro Real y su presencia es constante en las temporadas de ópera de todos los teatros del mundo.

El director de escena Emilio Sagi recurre al imaginativo vestuario del diseñador Jesús del Pozo para enfatizar la sensualidad, los rasgos, la fiesta y el trágico final. Sus originales concepciones dibujan la atmósfera, casi de colmena, de la fábrica de tabacos, la calidez de la luz sevillana, el frío del campamento en la serranía…

García Navarro, director musical del Teatro Real, en el momento de esta grabación (8 de abril de 1999), aúna bajo su batuta al Coro de la Comunidad de Madrid, a los niños de la Escolanía Nuestra Señora del Recuerdo, a la Orquesta Sinfónica de Madrid y a un elenco encabezado
por Agnes Baltsa, Neil Shicoff, Geer Grimsley y Andrea Dankova.

liceu
Gran Teatre del Liceu
Ópera
Teatro Real
Gaetano Donizetti
Lisette Oropesa, Venera Gimadieva, Javier Camarena

Celebrando la Semana de la ópera, el Teatro Real emitió en directo Lucia di Lammermoor. La presentamos en Videoteca 

Daniel Oren, en la dirección musical, y David Alden, en la dirección escénica, nos transportarán a la fría y húmeda Escocia junto a un reparto en el que destacan Lisette Oropesa, Venera Gimadieva, Javier Camarena, Ismael Jordi y Roberto Tagliavini, entre otros.

Auténtico paradigma de la ópera italiana romántica, Lucia di Lammermoor, el más logrado y célebre de la extensísima lista de dramas líricos de Gaetano Donizetti, suscitó desde un inicio admiración por hacer del canto un vehículo para conmover, y no una mera sucesión de fuegos artificiales vocales. La obra abrió al bergamasco las puertas de París, y fue la única de las que alumbró que se mantuvo en el repertorio antes del Donizetti Renaissance que, a partir de la década de 1950, consagraría definitivamente al compositor.

La trama gira en torno a una joven enamorada que cae en la más profunda desesperación al verse acusada por su amante de traición por haberse casado, contra su voluntad, con otro hombre. Lo que el amante desconoce es que las nupcias se celebraron bajo una falsa presunción de infidelidad. El dolor que inunda a la joven la abruma hasta el punto de hacerla enloquecer, dando pie a una de las escenas más célebres de la historia de la ópera, tanto por su genialidad musical como por el nivel de introspección psicológica que revela. El ineludible trágico desenlace rubrica una obra que, sin atisbo de duda, mantiene hoy intacta su capacidad para emocionar.

 

Durante el periodo de cuarentena, este título solo estará disponible en España, Argentina y China