Glyndebourne

Glyndebourne Festival

Un teatro de ópera en el corazón de del campo de Sussex.

Sussex Downs, cercano a Lewes, East Sussex Ver Dirección
1200 personas
Gus Christie Ver Director
1934
Stephen Langridge Ver Director artístico
Ópera
Glyndebourne Festival
Brett Dean
Neil Armfield, Vladimir Jurowski

El estreno mundial de la nueva ópera de Brett Dean basada en la tragedia más conocida de Shakespeare: Ser o no ser. Este es el dilema de Hamlet, y la esencia de la obra más famosa y posiblemente más grande de Shakespeare, dada una nueva vida en forma operística en esta comisión original de Glyndebourne.

Los pensamientos de asesinato y venganza impulsan a Hamlet cuando se entera de que fue su tío Claudio quien mató a su padre, el Rey de Dinamarca, y luego se apoderó de la corona y la esposa de su padre.
Pero la venganza de Hamlet compite con la pregunta: ¿es el suicidio un acto moralmente válido en un mundo insoportablemente doloroso?
La música colorida, enérgica, ingeniosa y ricamente lírica de Dean captura expertamente la modernidad de la historia eterna de Shakespeare, al tiempo que explota los elementos operísticos tradicionales de arias, conjuntos y coros. El libreto inspirado de Matthew Jocelyn es Shakespeare puro, se adhiere al hilo narrativo del bardo pero lo resume, reconfigura y entrelaza en motivos que resaltan los principales temas dramáticos: muerte, locura, imposibilidad de la certeza y la complejidad de la acción.

Este título no incluye subtítulos en español.

 

Con la colaboración de Naxos

Ópera
Glyndebourne Festival
Hector Berlioz
Laurent Pelly, Antonello Manacorda

A los ojos del director francés Laurent Pelly, esta expresión de la eterna admiración de Berlioz por el Bardo, su adaptación de Much Ado about Nothing (Mucho ruido y pocas nueces) como una opéra cómica, se convierte en "un tratado elegante sobre el amor y la música diseñado en tonos de gris con trajes de los años 50". (Sunday Express ★★★★).

Alojado por la diseñadora Barbara de Limburg en una serie de cajas de gran tamaño, es "terriblemente elegante, terriblemente bonita" (The Spectator).

 

Con la colaboración de Naxos