PROMO_OPERA_OPERA_SAN-JUAN_ESP_LA-FLAUTA-MAGICA_2019_TODO
Datos

principal

La flauta mágica - Teatro Bicentenario

Wolfgang Amadeus Mozart
listado

Ópera
2h 37m
Español
FULL HD
Español
Producción

Intentando escapar de un monstruo, el Príncipe Tamino se interna en los dominios de la Reina de la Noche. En su lucha con el monstruo, cae inconsciente. Tres Damas de la corte de la reina lo vencen con su magia y logran salvar al príncipe. Al despertar, el príncipe ve al monstruo muerto y, a su lado, encuentra a Papageno, cazador de pájaros al servicio de la reina, a quien cree su salvador. Papageno toma el mérito de haber derrotado al monstruo. Enfurecida con Papageno por su mentira, la Reina de la Noche ordena a sus Tres Damas castigarlo colocándole un candado de oro en la boca. Tras conocer al príncipe Tamino, la Reina de la Noche le pide rescate a su bella hija Pamina, cautiva del malvado rey Sarastro. El noble Tamino acepta el desafío. Emprende la cruzada junto a Papageno, quien acepta acompañarlo en la misión para ser liberado de su castigo. La Reina de la Noche entrega a Tamino un objeto mágico de incalculable valor que tiene el poder de cambiar el estado de los seres vivos, “una flauta mágica”. Pamina se encuentra cautiva en los dominios de rey Sarastro, y es acechada por Monostatos, sirviente del rey y pretendiente vil de su amor. Sarastro descubre el mal trato dado a Pamina por su sirviente y decide desterrarlo.

 

Tamino se enamora de la Princesa y pide su mano a Sarastro. El Rey y sus sacerdotes debaten la posibilidad de acoger a Tamino y a Papageno e iniciarlos en sus prácticas. Todos aceptan la propuesta, pero exigen a ambos, alcanzar la virtud superando tres pruebas. Tres Geniecillos le imponen la prueba del silencio, y conducen a Tamino a un bosque donde se vislumbran los templos dedicados a la Sabiduría, la Razón y la Naturaleza. Allí, un Sacerdote explica a Tamino que Sarastro es un personaje noble de la sabiduría. La solemne y conmovedora atmósfera despierta en Tamino el deseo por el conocimiento. Al superar las pruebas impuestas, Tamino comprende que Sarastro ha retenido a Pamina para protegerla de su despiadada madre y obtiene así la gracia del monarca. Papageno, por la ayuda brindada, obtiene una suerte casi divina: encontrar una Papagena con la que podrá compartir su vida. Por su parte, Sarastro derrota a la Reina de la Noche, pues el bien siempre triunfa sobre el mal y la luz hace desaparecer la oscuridad.

Ópera en dos actos

 

Música de Wolfgang Amadeus Mozart

Libreto de Emanuel Schikaneder

Estrenada el 30 de septiembre de 1791 en el Theater Auf Der Wien, Viena

Versión en español de Guillermo Ángel Opitz y Raúl Neumann, con revisión de Ulrich Leisinger (Stiftung Mozarteum Salzburg)

Producción del Teatro del Bicentenario de San Juan

Estreno mundial

Orquesta Sinfónica de la Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de San Juan y Coro Universitario

 

Equipo artístico


Concepción escénica, dirección general, diseño de vestuario y escenografía, multimedia y dirección de escena | Eugenio Zanetti

Director musical | Emmanuel Siffert

Director del coro | Jorge Romero

Directora coreográfica | Silvana Moreno

Director escenotécnico | Sergio Manganelli

Director de realizaciones estructurales | Cristian Guajardo

Jefe de pintura escénica | Gunnar Ahmer

Coordinador de realizaciones | Mauro Puppo

Diseño de puesta lumínica | Eli Sirlin

Director del coro de niños | Jorge Fuentes

Maestra preparadora y pianista correpetidora | Eduviges Piccone

 

Reparto


Tamino | Duilio Smiriglia

Pamina | Marina Silva

Papageno | Fernando Lázari

Reina de la Noche | Laura Pisani

Sarastro | Cristian de Marco

Monóstatos | Osvaldo Peroni

Papagena | Sabrina Pedreira

Tres Damas | Ivana Ledesma

Romina Pedrozo | Claudia Lepe

Orador / Sumo Sacerdote | Roman Modzelewski

Tres genios

  • Micaela Sánchez Polverini
  • Ma. Sol Sánchez Polverini
  • Abril Roitman

Sacerdote / Hombre armado | Octavio Sosa

Hombre armado | Luis Pulenta

 

Créditos


Realización de contenido audiovisual

  • Bruno Arante
  • Federico Schiaroli
  • Juan Manuel Noguera

Utilería

  • Jefe de Utilería Mayor | Lorena López
  • Jefa de Utilería Menor | M. Ángeles Carbajo

Realizadores

  • Rolando Ruiz
  • Candela Obredor
  • Noe Sirena
  • Natacha Saez
  • Cristian Márquez
  • Cecilia Berón
  • Betina Laspiur
  • Flavia Castro

Edición de sobretitulado | Francisco Castillo

Carpintería | Miguel Sisterna, Diego Miriani

Herrería | Gerardo Ontiveros, Alejandro Rosales

Sastrería

  • Moldura, corte y coordinación | Mirta Varas
  • Confección | Estela Quiroga, Gladys Narváez, Graciela Sanchez, Mónica Varas, Zulema Guevara
  • Intervención pictórica | Claudina Gomensoro, Alejandro Damián, Carla Garbi Job

Tocados | Alejandro Damián, Cecilia Berón, Betiana Laspiur, Ma. Ángeles Carbajo

Stage Manager | Monika Skowron

Asistente de Stage Manager | Francisco Castillo, Paula Torres

Asistente de dirección | Juan Varela

Maestro de luces | Marcelo Guirado

Asist. y Prog. de Iluminación | Martin Fernández Paponi

Asist. Progr. y operador de iluminación | Gabriela Di Luciano

Coordinación escénica | Hugo Chacón

Técnicos de iluminación

  • Diego Balmaceda
  • Guillermo González
  • Rodolfo Mierd
  • Roberto González
  • Seguidores
  • Rodolfo Mierd
  • Roberto González
  • Benjamín Escalante
  • Esteban Guardia

Operación de video | Federico Schiaroli, Juan Manuel Noguera

Asist. de video y sonido | Rolando Ruíz

Operación de sonido | Marco Monje

Mezcla de sonido | Fernando Campero

Jefe de maquinaria escénica | Diego Miriani

Maquinaria escénica

  • Miguel Sisterna
  • Gerardo Ontiveros
  • Darío Frías
  • Jorge Guevara
  • Cristian Márquez
  • Raúl Vera
  • Marcos Mercado
  • Franco Cabello

Utilería escénica | M. Ángeles Carbajo, Cecilia Berón

Jefe de pintura escénica |  Gunnar Ahmer

Asistentes | Jorge Moreno, Federico Peralta

Pintores escénicos

  • Magdalena Bianchetti
  • Patricio Le-Beuffe
  • Renzo Martín
  • Franco Méndez
  • Gabriela Rosales
  • Pamela Sirvente Tejada
  • María Candelaria Tascheret
  • Gabriel Tejada Perosa
  • Noelia Trenkner

Aéreos | Eduardo Rodríguez & Staff

Sobretitulado | Milagros García

Comunicación | Andrea Herrera

Diseño gráfico | Charly Fernández

Redes sociales | Julián Vargas, Juan Vita

Fotógrafo | Adrián Carrizo

Calidad | Javier Olguín

Responsable de Marketing | Natalia Allayme

Archivo | Alejandrina Ventura

Dirección de producción artística | Silvana Moreno

Coordinación de producción artística | Marta Sisterna

Coordinación de formación | Mariana Romero

Producción Artística | Paula Torres, José Meni

Planificación y Programación | Andrea Moyano

Logística | Fernando Espejo

Asistente de Logística | Carina Pozo

Caracterización | Alejandro & Staff

Vestuario

  • Gabriela Abelin
  • Carla Garbi Job
  • Mirta Varas
  • Estela Quiroga
  • Gladys Narvaez
  • Graciela Sánchez
  • Mónica Varas
  • Tatiana Vázquez

Pianistas Correpetidores | Eduviges Piccone, Lionel Fisher

Dirección General | Eduardo Savastano

Asistente de dirección | Belén Zamora

Coordinación de Sala Auditorio | Gemma Soria

Dirección de Mantenimiento | Gregorio Hierrezuelo

Mantenimiento

  • Andrés Aguilar
  • Miguel Eduardo Bernal
  • Javier Fernández
  • Sergio Ferrada
  • Leonardo Chavez
  • Javier López
  • Enrique Goyochea
  • Esteban Rivero
  • Nicolás Ortiz

Jefe de Recursos Humanos | Lorena Ruffa

Recepción

  • Agustina Marún
  • Carina Pozo López
  • Geovana Rivera

Responsable de Administración | Gerardo Ruggieri

Asistente Administrativo | Mariana Gomez

Boletería | Yanina Nollén, Nadia Lima

Jefes de Sala y Visitas Guiadas | Leonardo Abarca, Martina Bustelo

Asistente de Sala y Visitas Guiadas | Emiliano Rizzeto, Gonzalo Díaz Pellice

Acomodadores y Guías

  • Yanina Bragagnolo
  • Gisel de los Santos
  • Juan Pablo Sarmiento
  • Agustín Gómez
  • Julieta Gallastegui
  • Gabriel Roldán
  • Sol Gómez
  • Martín Navarro
  • Laura González 
  • María José Valdez
  • Agustín Agüero
  • Gabriela Rosales
  • Agostina Guevara
  • Ma. de los Ángeles Vázquez
  • Débora Escardilla
  • Alda Castro
  • Verónica Pedrol
  • Natanael Hierrezuelo
  • Ariel Pizarro
  • José Colpas
  • Néstor Guitiérrez

Presidente | Mario Zaguirre

Director Administrativo | Luis Reynoso

Síndico | Daniel Serrani

Asesoramiento Legal | Eleonora Vargas

Coordinación administrativa MTYC | Juan Manuel Montilla

CONTENIDO RELACIONADO

Ópera
Teatro Real
Wolfgang Amadeus Mozart
Sylvain Cambreling, Michael Haneke

La plasticidad del espectáculo, creado por el cineasta austriaco, recalca en medio de una fría atmósfera los aspectos más humanos de sus personajes, que va de las emociones más sencillas a un torbellino de situaciones que resultan comprometidas en lo emocional. El amor perjudica seriamente la salud de estas dos parejas que se dejan manejar por un Don Alfonso y una Despina maquiavélicos –una extraña pareja que se asocian con un mismo fin: destruir a los amantes. Una nueva concepción escénica da pie a decir los recitativos de otra forma, dando más intensidad a las escenas y alcanzando un desenlace distinto en esta “nueva” historia mozartiana, lo que la hace más ambigua. ¡Sencillamente magnífica y muy actual!

Ópera
Teatro Real
Wolfgang Amadeus Mozart
Ivor Bolton, Robert Carsen

Tras diez años de Guerra troyana, Idomeneo finalmente vuelve a casa victorioso. Algunas de sus tropas ya han regresado y traído consigo prisioneros troyanos, entre ellos Ilia, hija del fallecido rey Príamo. A su regreso de la guerra, Agamenón, otro victorioso rey griego, es asesinado por su mujer Clitemnestra y su amante Egisto. El hermano de Elettra, Orestes, ha vengado la muerte de su padre matando tanto a su madre como a su amante. Elettra, huérfana como Ilia, se ha refugiado en Creta, donde se ha enamorado del hijo de Idomeneo, Idamante, que ha estado gobernando en ausencia de su padre.

Ópera
Glyndebourne Festival
Wolfgang Amadeus Mozart
Ryan Wigglesworth, Barbe & Doucet

Una de las obras más encantadoras de Mozart, La flauta mágica es un cuento de hadas que utiliza arquetipos familiares para hacer preguntas provocativas y difíciles sobre la religión, la naturaleza del poder, los lazos familiares y, por supuesto, el amor.

 

Estrenada unos meses antes de la muerte de Mozart, La flauta mágica representa en muchos sentidos un nuevo punto de partida para el compositor. Al captar el espíritu de la revolución en el aire, Mozart dirigió su atención por primera vez de la ópera de la corte a la ópera popular, escribiendo este singspiel ("obra de teatro") para un público nuevo y mucho más amplio.

 

El célebre dúo de directores canadienses Barbe & Doucet debutan aquí tanto en el Reino Unido como en Glyndebourne con su nueva La flauta mágica, una auténtica "fiesta teatral de excentricidad", (The Guardian). Ryan Wigglesworth dirige un elenco excepcional que incluye a la soprano rusa Sofia Fomina como Pamina, David Portillo como su amado Tamino, Brindley Sherratt como Sarastro y la exaltada Björn Bürger como Papageno.

 

Con la colaboración de Naxos

Ópera
Teatro Real
Wolfgang Amadeus Mozart
Víctor Pablo Pérez, Lluis Pasqual

Ambientada en la España de los años 40, esta producción de Lluis Pasqual para el Teatro Real con escenografía de Ezio Frigerio y vestuario de Franca Squarciapino cuenta con un reparto de lujo encabezado por el barítono malagueño Carlos Álvarez en el papel protagonista. Sonia Ganassi como Doña Elvira, la espléndida María Bayo en el difícil papel de Doña Ana y José Bros como Don Ottavio, papel por el que recibió en 2006 el Premio Lírico del Teatro Campoamor al mejor cantante de ópera, completan el plantel estelar de esta puesta en escena de la obra de Mozart y Da Ponte, dirigida por el maestro Victor Pablo Pérez y grabada en alta definición en el Teatro Real en la temporada 2005-2006.

Ópera
Teatro Real
Wolfgang Amadeus Mozart
Kurt Streit, Patricia Petibon...

Con la participación del director musical del Teatro Real, Ivor Bolton, experto mozartiano, y del director de escena Claus Guth. Junto a ellos, la Orquesta Titular del Teatro Real.

Mozart acababa de cumplir 16 años cuando, en marzo de 1771, le llegó el encargo de componer Lucio Silla. Año y medio después había escrito todos los recitativos y se había personado en Milán, donde trabajaría en la música para las arias y comenzaría los ensayos. La tercera de sus óperas se estrenó en el Teatro Regio Ducal en diciembre de 1772 con un reparto que incluía algunas de las mejores voces del momento. No era para menos: la partitura, endiablada, solo está al alcance de cantantes con una sólida técnica vocal.

El libreto, que tan solo un par de años después retomaría Johann Christian Bach para componer su propia ópera, se ciñe al modelo de opera seria habitual en la Europa del siglo XVIII, y propone la magnanimidad como el valor moral alrededor del cual hacer girar la trama. El dictador romano Silla –papel inspirado en el personaje histórico homónimo– trama valerse de su peso político para conquistar a su amada Giunia, hija de su acérrimo enemigo. Ella, sin embargo, tiene sus afectos puestos en Cecilio, senador exiliado por motivos políticos. La determinación inicial de Silla va resquebrajándose, dando paso a una compasión que acabará por hacerle ceder ante el amor e incluso a renunciar al poder. Las decisiones virtuosas, nos propone la ópera, siempre son las más acertadas.

 

* Título disponible solo en países no UE,  a excepción de España

Ópera
Teatro Real
Wolfgang Amadeus Mozart
Ludovic Tézier, Barbara Frittoli, Isabel Rey...

Emilio Sagi dirige esta magnífica producción de la obra maestra de Mozart y Da Ponte, ambientada en los palacios y patios de Sevilla y bajo la batuta de Jesús López Cobos.

No es la inspiración divina, como numerosas leyendas han propagado, sino un arduo trabajo el que lleva a Wolfgang Amadé Mozart a buscar durante mucho tiempo un tema adecuado antes de componer "Le nozze di Figaro". Otro tópico en torno a esta obra es que trata sobre los valores de la Revolución francesa, sin embargo lo que realmente subyace es el elogio del nuevo decreto sobre el matrimonio del emperador José II, el "Ehepatent" publicado en 1783. Este decreto contiene tres principios que fascinaron a Mozart: que el matrimonio se realizara por amor, que ya no se requiriera la autorización de los padres y que hubiera testigos de la boda, de ahí la hilarante escena en la ópera en la que Figaro está midiendo la habitación donde apenas cabe la cama y de repente aparece un coro de veinte personas, todas ellas testigos. Tanto Mozart como Da Ponte eran conscientes de la importancia de semejante edicto de cara a la modernización de la sociedad, pero también sabían que el impulso erótico del ser humano es difícil de domesticar, por lo que no iba a ser fácil de observar.

De la imposibilidad del ser humano por alcanzar la utopía nace a menudo la melancolía. Melancolía presente en la ópera porque además todos los personajes salen perdiendo: la Condesa, el amor; el Conde, el poder; Figaro, su velocidad; Cherubino, la inocencia, y Barbarina, la virginidad. Estos finos hilos que tejen la complejidad de la obra desembocan en una humanidad casi beethoveniana a través del perdón impulsado por la fuerza de las mujeres, como ocurre con las protagonistas de las películas de Almodóvar.

El tratamiento de los ensembles que Mozart desarrolla en esta ópera, la purificación de la melodía italiana y el perfeccionamiento de la sinfonía alemana convierten "Le nozze di Figaro" en una de las obras maestras cimeras de la historia del género junto a  "L’incoronazione di Poppea", "Tristan und Isolde", "Falstaff" y "Wozzeck".  

Conciertos
NCPA de Pekín
Wolfgang Amadeus Mozart, Anton Bruckner
LÜ Jia, Sa Chen, NCPA Orchestra

En 1786, Mozart acababa de cumplir 30 años. No era consciente de que marcaría el principio del último capítulo de su vida. El Concierto para piano nº 20 se compuso en ese año, solo cinco años antes de su muerte, e incorpora todo el pensamiento musical de este joven genio en la cumbre de su poder creativo.
Tchaikovsky consideraba a Mozart el “Cristo de la Música”. Sus propias Variaciones sobre un tema rococó de 1876 fueron, en cierta manera, un tributo a Mozart, Haydn y demás compositores clásicos. Frente a la intensa pasión de muchas de sus obras más conocidas, esta pieza cautiva por su elegancia, remontándose a eras musicales anteriores en un claro gesto del compositor romántico. Bosques Silenciosos, de Dvorak, fue compuesta más o menos en la misma época y es un reflejo de la conexión profunda del compositor con su tierra, usando melodías de influencia bohemia.
La Sinfonía nº 2 de Bruckner se presentó por primera vez en 1873 y existen varias versiones de la obra. Sigue siendo la única de sus obras sinfónicas que no lleva dedicatoria y, al mismo tiempo, la primera pieza en la que sale a relucir su poderoso estilo musical. En 1868, Bruckner acababa de presentar su Sinfonía nº 1 en Linz, mudándose al poco a Viena, un viaje que llevaba tiempo deseando hacer. Cuando cinco años después presentó su Sinfonía nº 2 ya se acercaba a la cincuentena. Ese año también logró peregrinar a Bayreuth, donde por fin conoció a su héroe, Wagner. Mostró al venerado compositor su recién completada Sinfonía nº 2 y la Sinfonía nº 3 que aún estaba desarrollando, expresando su deseo de dedicarle a Wagner una de ellas. El compositor mayor comentó que la Sinfonía nº 2 era “muy bonita” pero parece que prefirió la nueva obra. Los nervios de Bruckner durante la reunión fueron tales que olvidó completamente por cuál de las sinfonías había expresado su preferencia Wagner y tuvo que escribirle después para confirmarlo. Finalmente, dedicó la Sinfonía nº 3 a Wagner, con intención de dedicar la nº 2 a Liszt. Liszt aceptó su dedicatoria pero después olvidó la partitura en la habitación del hotel. Esto hizo enfadar a Bruckner, quien decidió retirar su dedicatoria. En esta obra, largas pausas a menudo marcan la división entre frases musicales, convirtiéndose en otro distintivo de la sinfonía, hasta el punto de que a veces se la conoce como “la Sinfonía de las pausas”.

Conciertos
Teatro Real
Wolfgang Amadeus Mozart
Camilla Tilling, Ann Hallenberg, David Alegret...

Los actos conmemorativos que a lo largo del 2014 se llevaron a cabo para recordar los 400 años de la muerte de El Greco, tuvieron el 20 de septiembre un broche de oro: La interpretación del Requiem que Wolfgang A. Mozart comenzó a componer poco antes de su muerte.

Dirigida por Ivor Bolton, y con la participación de la orquesta y el coro titulares del coliseo madrileño, la nave central de la catedral de Toledo acogió esta obra que el genio de Salzburgo dejó inconclusa, y que terminó su discípulo Franz Xaver Süssmayr. Encargada por el conde Franz Von Walsegg para ser interpretada en los funerales de su esposa, Mozart siempre pensó que se trataba de un juego del destino que le obligaba a componer la música que acabaría sonando en su propio funeral.

La catedral de Toledo vuelve a ser el escenario perfecto donde confluyen música, pintura y arte.