PROMO_OPERA_OPERA_TR_ESP_L'INCORONAZIONE-DI-POPPEA_2010_TODO
Datos

principal

L’incoronazione di Poppea

Claudio Monteverdi
listado

Ópera
3h 10 min
Italiano
FULL HD
Español
Producción

Virtud, Fortuna y Amor se disputan la primacía entre los seres humanos en el Prólogo que da entrada a la ópera más erótica del siglo XVII, L’incoronazione di Poppea, compuesta por Claudio Monteverdi a los setenta y cinco años de edad y estrenada en el Teatro dei Santi Giovanni e Paolo de Venecia en 1642.

 

De dicho enfretamiento dialéctico entre Virtud y Fortuna emanan pasiones arrebatadas que encarnan personajes como Nerone (el deseo desmedido), Poppea (la ambición de poder) u Ottavia (el deseo de venganza) y a las que se opone la moral estoica del filósofo Seneca y el sincero amor de Ottone. Treinta y cinco años después del experimental Orfeo, Monteverdi se suma en L’incoronazione di Poppea a las innovaciones de la ópera veneciana de mediados del XVII: ausencia de danzas y coros, orquesta reducida, exaltación de la melodía vocal. Mediante un continuum vocal que, pasando por recitativos, ariosi, canciones estróficas y ensembles, explota todos los recursos del lenguaje vocal del momento, los afectos humanos se despliegan ante nuestros oídos con una caracterización y refinamiento psicológico inauditos hasta entonces.

 

Primera ópera de personajes históricos y por lo tanto reales, en L’incoronazione di Poppea no se trata tanto de ver a personajes que encarnan estados emocionales, como de percibir —y escuchar— de qué forma estas emociones se manifiestan y evolucionan, nos seducen y conmueven, nos incitan a penetrar en el espacio motriz y descentrado del mundo barroco: el siempre sutil paso del recitativo al arioso y al cantabile, de la mente fría a la sangre caliente, de la razón al éxtasis, configura una dramaturgia musical de los afectos, cuyo referente es la geometría en movimiento del alma humana.

Dramma musicale en un prólogo y tres actos

 

Música de Claudio Monteverdi (1567-1643)

Libreto de Giovanni Francesco Busenello

Nueva producción del Teatro Real, en coproducción con el Teatro La Fenice de Venecia

Les Arts Florissants

 

Equipo artístico


Director musical | William Christie

Director de escena, escenógrafo y figurinista | Pier Luigi Pizzi

Iluminador | Sergio Rossi

Coreógrafo | Roberto Maria Pizzuto

Asistente del director musical | Jonathan Cohen

Asistente del director de escena | Marta Maier

Asistente del escenógrafo | Serena Rocco

Asistente del figurinista | Lorena Marin

Supervisora de dicción | Rita De Letteriis

Maestro repetidor | Paolo Zanzu

 

Reparto


Poppea | Danielle de Niese

Nerone | Philippe Jaroussky

Ottavia | Anna Bonitatibus

Ottone | Max Emanuel Cencic

Seneca | Antonio Abete

Drusilla | Ana Quintans

Fortuna / Palas / Venus | Claire Debono

Virtud / Dama | Katherine Watson

Amor | Hanna Bayodi-Hirt

Paje | Suzana Ograjenˇsek 

Nodriza / Familiar de Seneca | José Lemos

Arnalta | Robert Burt

Lucano | Mathias Vidal

Liberto / Tribuno | Andreas Wolf

Mercurio / Lictor / Tribuno / Familiar de Seneca | Damian Whiteley

Soldado / Cónsul / Familiar de Seneca | Juan Sancho

Soldado / Cónsul | David Webb

CONTENIDO RELACIONADO

Ópera
Teatro Real
Claudio Monteverdi
William Christie, Pier Luigi Pizzi

Claudio Monteverdi estrenó L’Orfeo en el Palacio Ducal de Mantua el 24 de febrero de 1607. Esta fecha se ha establecido como la del nacimiento de la ópera, pues fue el compositor de Cremona, con su favola in musica sobre el mítico cantor de Tracia, quien estableció para siempre las pautas del nuevo género con un revolucionario tratamiento dramático y musical.

 

Sobre un rico libreto de Alessandro Striggio basado en las Metamorfosis de Ovidio y las Geórgicas de Virgilio, Monteverdi escribió una música tan perfecta que constituiría una referencia imprescindible para el teatro musical en los siglos venideros.

 

Gracias a su extraordinaria concepción, y a una partitura cuidadosamente elaborada, L’Orfeo alcanza una excelencia que se volverá a conseguir muy raramente en la historia de la ópera. Monteverdi es el primer músico para el que la expresión de los sentimientos que conmueven profundamente nuestro ánimo, y la pintura de las pasiones, son absolutamente prioritarias.

Ópera
Teatro Real
Claudio Monteverdi
William Christie, Pier Luigi Pizzi

Basada en un libreto de Giovanni Badoero a partir de la Odisea de Homero, con esta obra, Claudio Monteverdi alcanzó su estilo de madurez, caracterizado por un mayor realismo en el diseño de los personajes y también por un mayor desencanto de la vida, aunque confiere una especial humanidad a la relación amorosa entre el héroe protagonista y su esposa, ejemplo máximo de fidelidad.

 

Al igual que otras partituras del autor, la obra ha fascinado a un buen número de compositores, algunos de los cuales han editado la obra para su representación. Quizá el más célebre de todos fue Hans Werner Henze, con una realización llena de fantasía que fue presentada en el Festival de Salzburgo en 1985.

 

Esta representación, con dirección musical de William Christie y dirección de escena de Pier Luigi Pizzi, cuenta como protagonista con el barítono Kobie van Rensburg, al frente de un elenco que incluye también nombres tan destacados como Christine Rice, Umberto Chiummo o Marina Rodríguez-Cusí.

 

Con la colaboración de Naxos

Ópera
Teatro Real
Giuseppe Verdi
Jesús López Cobos, Pier Luigi Pizzi

La traviata es la tercera y última ópera de la denominada 'trilogía popular', que inicia el período de madurez de Giuseppe Verdi (al que también pertenecen Rigoletto e Il trovatore), y constituye con absoluta justicia una de las óperas más queridas del compositor italiano. Está basada en la célebre novela de Alejandro Dumas hijo La dama de las camelias, que relata la triste existencia de Marie Duplessis, célebre cortesana parisina que murió a causa de la enfermedad romántica por antonomasia: la tuberculosis.

 

La traviata lleva por primera vez a la escena operística, con un realismo sin precedentes, la desgraciada historia de una mujer víctima de la doble moral burguesa. Violetta Valéry conoce el verdadero amor en el joven Alfredo Germont, pero debe renunciar a él a petición de su padre, Giorgio Germont. Verdi puso aquí mucho de su propia relación con Giuseppina Strepponi, su futura esposa y su más fiel apoyo. La obra fue un fracaso en su estreno, el 6 de marzo de 1853 en el Teatro La Fenice de Venecia, por presentar escenas de la vida cotidiana en lugar de historias de nobles o gobernantes. En esta producción, que abrió con enorme éxito la temporada de ópera 2003-2004, Pier Luigi Pizzi ha ambientado la obra en el París ocupado por los nazis, donde los personajes tienen la sensación de vivir al día, en permanente estado de guerra, lo cual alimenta su pasión, que es lo único a lo que pueden aferrarse.