Promo MOP DUDAMEL SINFONIA 9 TR DAVID PORTADA
Danza
Teatro Real
Varios autores
Antonio Gades, Carlos Saura, Compañía Antonio Gades

Creada por Antonio Gades en colaboración con Carlos Saura, esta magistral producción balletística muestra cómo el poder y la fuerza del flamenco tradicional pueden encarnar a la perfección las intensas emociones que laten en la obra de Merimée.

 

Vanesa Vento da vida a Carmen, un personaje de múltiples facetas, femenino, apasionado, luchador y libre, inconstante en el amor y que flirtea desvergonzadamente con los hombres, inspirando el deseo, la rivalidad y los celos tanto entre ellos como entre las mujeres. El indómito carácter de Carmen será su perdición cuando, al elegir al torero y rechazar el amor de Don José, la desesperación de éste conduzca a un trágico final.

Conciertos
Lied Festival Victoria de los Ángeles
Varios autores
Sílvia Schwartz, Malcolm Martineau

Además de aplazar su debut en el LIFE Victoria – previsto para la primavera de 2020- a Sylvia Schwartz, el confinamiento también la llevó a reflexionar sobre el poder de la evasión. La música es precisamente uno de los caminos más rápidos hacia la evasión, de cómo con estas vibraciones en el aire podemos huir hacia otros mundos, embarcándonos quizás en uno de los viajes más intensos. La soprano nos plantea un programa en tres partes, junto con Malcolm Martineau, que se convierte también en muy pictórico (otro mundo evasivo): en la primera, dedicada al Lied alemán, vivimos la evasión romántica a través de la poesía apasionada, como en un cuadro de Friedrich; en la segunda, nos evadimos a través de Granados al mundo de Goya, evasión que vivió el mismo compositor en un momento bélico -la Primera Guerra Mundial- que terminó con su propia vida; en la tercera, Poulenc nos presenta la evasión más primaria y más grande: la de los niños. Antes, los prometedores Lluís Calvet i Pey junto a Èric Varas al piano ofrecen dos ciclos deliciosos, como LIFE New Artists: Let us Garlands Bring de Finzi y Chansons gaillardes de Poulenc, en la que se hace referencia constante a una mujer ideal... llamada Sylvia.

Ópera
La Monnaie
Nikolai Rimsky-Korsakov
Alain Altinoglu, Dmitri Tcherniakov

MEJOR NUEVA PRODUCCIÓN | INTERNATIONAL OPERA AWARDS 2021

 

Los títulos de algunas óperas son en sí mismos suficientes para capturar la imaginación. Para el centenario del nacimiento de Pushkin en 1899, Nikolai Rimsky-Korsakov se inspiró en uno de sus famosos cuentos de hadas y compuso una ópera deliciosamente imaginativa, con El vuelo del abejorro como éxito instantáneo. El don del compositor para la melodía y la orquestación se combina perfectamente con el humor a menudo absurdo y la imaginación desbordante del poeta. Alain Altinoglu puede deleitarse aquí en el papel de mago orquestal, mientras que el director ruso Dmitri Tcherniakov regresa con una puesta en escena psicológica de muchas capas.

 

El zar Saltán se casa con la menor de tres hermanas, habiendo escuchado que es su mayor deseo presentarle un heroico hijo y heredero. Sus hermanas celosas y la anciana tía Barbarikha no pueden soportar esto, y con engaños se encargan de que la Tsaritsa y su hijo recién nacido Gvidon sean arrojados al mar. En su barril son arrastrados a tierra en una isla encantada donde el hijo del zar en rápido crecimiento salva a un cisne de las garras de un mago. En agradecimiento, el cisne ayuda a Gvidon a visitar su país natal una vez más bajo la apariencia de un abejorro. Tres deseos, tres milagros y tres picaduras de abeja más tarde, padre e hijo finalmente pueden conocerse.

 

Con la colaboración de Naxos

Ópera
Teatro Real
Benjamin Britten
Ivor Bolton, Deborah Warner

El estreno de Billy Budd de Benjamin Britten en Madrid marcó, sin duda alguna, uno de los grandes acontecimientos del Bicentenario del Teatro Real. Su magnífico libreto basado en la obra homónima de Herman Melville, narra la historia del marinero Billy Budd: un joven bello, leal, generoso, fuerte, ingenuo y bondadoso que logra desquiciar con su belleza y personalidad al maestro de armas del navío, quien es incapaz de canalizar la situación, y crucifica al ingenuo sin miramientos.

 

Esta nueva producción del Teatro Real se presentaba por primera vez en Madrid, en coproducción con la Opéra national de Paris, de la mano de Deborah Warner, uno de los grandes nombres de la dirección escénica actual.

 

“¿Qué es lo que he hecho?”, se interroga el capitán Edward Fairfax Vere, antaño al mando del navío Indomable. Del cuestionamiento de un hombre ahora anciano nace evocada, en forma de flashback, la historia de Billy Budd, joven marino cuya hermosura despierta una atracción insoportable en Claggart, el maestro de armas que lo alista para luego destruirlo por no poderlo amar. A bordo de un barco asfixiante, Benjamin Britten se adentra en el tema de la inocencia frente a un mundo hostil en el que se crucifica al ingenuo sin miramientos. Ni siquiera Vere actúa para evitar la tragedia, a pesar de ser plenamente consciente de la injusticia que se vive bajo su mando. Contención y derroche de emociones se entrelazan y se niegan mutuamente en una historia ambigua y con final abierto. Herman Melville moriría dejando incompleta una de sus obras más introspectivas, pero su talento para teñir acontecimientos aparentemente mundanos de una dimensión perturbadora encontraría un aliado perfecto en la capacidad de Britten para poner música a lo más profundo de la psique humana.

Ópera
Dutch National Opera
Ruggero Leoncavallo / Pietro Mascagni
Lorenzo Viotti, Robert Carsen

Pagliacci y Cavalleria rusticana son probablemente el doble cartel más famoso de la historia de la ópera. Lleno de amor, infidelidad, traición, celos y asesinato, estos dos pináculos del repertorio de ópera italiana lo tienen todo. Ambos son ejemplos clásicos del “verismo”, que cuentan las llamadas historias realistas sobre la vida de la gente corriente. Aquí, los temperamentos sureños impulsivos provocan rivalidades y amenazan las relaciones. Mientras que Pagliacci se alimenta de la tensión entre la vida cotidiana y el mundo estético del escenario, Cavalleria rusticana yuxtapone una pasión desenfrenada con una fe profunda.

 

Robert Carsen cambia la tradición al abrir con Pagliacci y juega un juego magistral de teatro en teatro, cuestionando la naturaleza de la realidad. ¿Las emociones que vemos en el escenario son actuadas o son reales? ¿Y en qué medida nos proyectamos en los personajes? Cuando se quitan las máscaras, la verdad se convierte en teatro y el teatro en verdad.

 

Con la colaboración de Naxos

Ópera
Teatro Real
Vincenzo Bellini
Evelino Pidò, Emilio Sagi

Conocida como una de las joyas de Romanticismo y piedra preciosa de la lírica se representó, en junio de 2016 por primera vez en el Teatro Real, con un reparto excepcional, que protagonizan entre otros Diana Damrau, Javier Camarena, Venera Gimadieva y Celso Albelo, junto a la Orquesta y Coro Titulares del Teatro Real.

 

Es ésta la última ópera de Bellini, prematuramente muerto a los 34 años cuando había logrado que la sociedad parisina se rindiera a sus pies y por fin, en un panorama musical dominado por los italianos —desde Rossini a Donizetti, su gran rival — le encargaran una obra que se estrenaría en el Théâtre Italien en 1835. El compositor siciliano optó por una obra histórica que, sobre el fondo de la guerra civil inglesa que enfrentó a Cromwell y los puritanos con los eduardianos, desarrolla una apasionada historia de amor salpicada por la pasión, la traición y la locura. La ópera se centra en una característica heroína romántica, Elvira, que sufre la experiencia de sentirse traicionada incomprensiblemente por su prometido, el mismo día de su boda. Este hecho le provoca un sentimiento tan doloroso e insoportable que su entendimiento no lo puede resistir y enloquece. La locura era una fórmula característica del Romanticismo: la fragilidad física y la marginalidad social de los personajes eran un recurso para hacer más expresiva la fuerza incontenible de los sentimientos. En la estilizada puesta en escena de Emilio Sagi, los personajes aparecen atravesados por la melancolía.

Ópera
Arena di Verona
Giuseppe Verdi
Daniel Oren, Arnaud Bernard

"Va pensiero", el famoso coro de Nabucco de Verdi a menudo se cita como un himno nacional oficial para Italia y lo demuestra en todo el Risorgimento cuando el país lucha por su independencia del austríaco.

 

El pasaje coral, con su nostalgia por un hogar perdido, fue verdaderamente emotivo y estableció a Verdi como compositor del movimiento revolucionario. Por lo tanto, no es sorprendente que en el mismo punto, alguna producción del Nabucco de Verdi se establezca, no en Babilonia, como señala originalmente el libreto, sino durante la era en que los hebreos, en busca de independencia, serían retratados como italianos y Nabucco y sus opresivos babilonios serían el Imperio austríaco.

Ópera
Inolvidables
Camille Saint-Saëns
Luis Antonio García Navarro, Beni Montresor

Sansón y Dalila es un representativo ejemplo de ese exotismo que en el s. XIX actuó como una de las principales corrientes de la imaginación francesa. La única de sus trece óperas que se ha mantenido en el repertorio, en ella Saint-Saëns se adhiere a una auténtica tradición escénica en la que se cuentan títulos como L'Africaine de Meyerbeer, Les pêcheurs de perles de Bizet, o Lakmé de Delibes. La conocida trama bíblica es manejada para crear una obra que se sitúa entre el oratorio y la "grand-opéra". Del primero se recoge el sentido estructural, la importancia del coro y cierto estatismo, patente en el Acto I. Del segundo, el tono casi grandilocuente, la espectacularidad de la puesta en escena o la importancia del ballet, así como una envolvente voluptuosidad.

 

Junto a las frecuentes intervenciones corales, cabe destacar los números de Sansón, un tenor de tonalidades heroicas, y especialmente los de Dalila, uno de los papeles más importantes asignados a la voz de mezzosoprano en la historia del género, como el bellísimo "Mon coeur s'ouvre à ta voix", del Acto II. En el orientalismo que domina la brillante ambientación, Saint-Saëns utiliza procedimientos derivados de la música árabe, frecuentemente al Norte de África, y que también se reflejan en el último de sus conciertos para piano, subtitulado "Egipcio" en la Suite Algérienne o en Africa, para piano y orquesta.

Ópera
Teatro Colón
Giuseppe Verdi
Carlos Vieu, Roberto Oswald

La ópera Aida de Giuseppe Verdi con libreto de Antonio Ghislanzoni está ligada al Teatro Colón de Buenos Aires desde sus orígenes. En 1908, fue el título con el que se inauguró su actual edificio. Desde entonces, se representó innumerables veces, con figuras tan deslumbrantes como Enrico Caruso, Beniamino Gigli, Renata Tebaldi y María Callas, entre otros.

 

A partir de 1966, el argentino Roberto Oswald se hizo cargo de la escenografía y del vestuario y en 1989 asumió la puesta en escena, mientras el vestuario estuvo a cargo de Aníbal Lápiz. Esta clásica producción de la casa argentina, realizada íntegramente en sus talleres, fue repuesta en
mayo de 2018 para celebrar los 110 años del edificio con un elenco que contó con las voces de Latonia Moore y Riccardo Massi junto a figuras locales y la Orquesta, el Ballet y el Coro Estables del Teatro Colón.

Ópera
Teatro Real
Giuseppe Verdi
Renato Palumbo, David Alden

David Alden plantea su puesta en escena de Otello desde la coherencia de la adaptación del texto de Shakespeare que propone Giuseppe Verdi. En el primer acto del dramaturgo inglés, que Verdi suprime, conocemos la grandeza del amor de Desdemona, dama veneciana joven, aristocrática y bella, por ese soldado tan rudo, tan viril, tan moro y tan colérico que es Otello. A este amor se opone su padre, el noble Brabantio, que ya en el primer acto cuestiona cómo su hija ha podido elegir “refugiarse en un pecho tan negro como el vuestro, que da miedo”.

 

De hecho, el amor de Desdemona por Otello se considera arte de magia. En cambio, el amor de Otello por Desdemona se considera como lo más lógico del mundo: Desdemona es tan refinada, tan blanca, tan aristocrática y tan buena cristiana que cualquiera comprende que Otello no pueda menos que amarla. Se aman, pero la diferencia direccional del amor de ambos es innegable. Y es sobre estas diferencias cómo un personaje resentido y diabólico, el alférez Iago, acabará logrando tejer su venganza contra el general Otello por no haberlo ascendido a capitán, como esperaba.

 

La venganza necesita de un resorte mínimo, porque en esencia consiste en hacer creer a Otello lo que ya cree todo el mundo: que no es posible que una dama así se pueda haber enamorado de alguien como él. Resulta por tanto muy fácil hacerle sospechar que la dulce Desdemona se ha enamorado de un hombre de su misma condición, Cassio, que el mismo Iago define como la antítesis de Otello. Y por esto, pese a que Otello tiene un alma noble, pese a que Desdemona está realmente enamorada de él, pese a que Cassio es leal e intachable, la insinuación de Iago da sus frutos y Otello realmente cree que Desdemona le engaña.

 

En el texto teatral, Shakespeare explica la acción dramática a través del tema del racismo, que es la fuerza motriz de la tragedia. Pero tanto el libretista, Arrigo Boito, como Verdi comprenden que la intensidad del drama se puede incrementar todavía más si se logra que el racismo juegue un papel menos visible y el acento se sitúe en la fragilidad de un personaje perfectamente asimilable físicamente a cualquiera de los otros; un personaje vulnerable y dominado por una turbulencia interior. Así, Verdi convierte el racismo en algo muy colateral, apenas mencionado en momentos aislados. Y eso mismo propone David Alden: Otello es un outsider, es “el otro” porque así lo siente en su fuero interno. No tiene por qué ser negro ni físicamente diferente a los demás personajes.

 

Su conflicto es interior y tiene un nombre: inseguridad, que es lo que a tantos hombres ha llevado a cometer las mayores atrocidades. Vemos la trágica desintegración del héroe con horror fascinado, encerrado en el ciclo destructivo del destino. La escenografía alude a un patio chipriota, pero, sobre todo, a un mundo militarizado, brutal, de soldados deshumanizados, en una guerra que les impide responder al amor o la ternura. Y en este contexto, Otello nos coloca ante uno de los miedos más inconfesables del ser humano: no sentirse merecedor de lo que más se ama.

 

Renato Palumbo, que en el Real ha dirigido Les Huguenots, Tosca y La traviata, vuelve con otro título verdiano, de nuevo con la soprano albanesa Ermonela Jaho, que triunfó con su interpretación de La traviata, en 2014. Acompañada por el tenor Gregory Kunde, uno de los más alabados intérpretes del exigente papel de Otello en la actualidad, que también inauguró una de las pasadas temporadas del Real con su aplaudido Roberto Devereux. Junto a ellos, encarnando al sádico y sibilino Iago, el barítono George Petean, participante en la ópera I puritani.

Ópera
Teatro Real
Giacomo Puccini
Paolo Carignani, Richard Jones

Partiendo del libro Escenas de la vida bohemia, de Henri Murger (1882-1861), nacido como una serie de relatos autobiográficos publicados en forma de folletín, los dos libretistas, siempre celosamente dirigidos por Puccini, construyeron un libreto coral, en el que cuatro jóvenes artistas bohemios sortean las dificultades económicas y las inclemencias del tiempo con humor e ilusión, buscando su lugar en un París efervescente, bullicioso e invernal.

 

La historia de amor trágica entre uno de ellos, Rodolfo, aspirante a poeta, y la sastrecilla Mimì, cuya muerte, inexorable, les sorprende, articula una especie de camino iniciático que despide los desenfrenos y sueños de la juventud y revela la vida real, con toda su contundencia y transcendencia.
Con su genial paleta orquestal, su dominio de la prosodia y su enorme talento dramático, Puccini va construyendo la personalidad de los jóvenes con su característica habilidad para articular los destellos más anecdóticos y divertidos de lo cotidiano con los sentimientos más hondos, pasionales y arrebatadores. Así, entrelaza sus frases cortas “de conversación” con otras de enorme aliento melódico y dramático. Su orquestación sugiere, con enorme eficacia tímbrica, desde detalles tan nimios como el serpenteo de las llamas o el tintineo de las monedas, hasta las ‘ambientaciones’ casi cinematográficas de la desangelada buhardilla, del bullicio del París navideño, o de la soledad y privaciones de la pobreza.

 

La evocación de momentos pasados como si fueran destellos que la memoria revive y actualiza está magistralmente recreada con la utilización de motivos musicales asociados a emociones, sentimientos, o incluso a objetos a los que Puccini concede un enorme poder simbólico, como la vela de Mimì, la cofia rosa que le compra Rodolfo, el gabán de Colline, o el manguito que calienta las manos frías de la protagonista en su lecho de muerte…

 

Son estos momentos que vienen y vuelven con la memoria, que están escondidos y asoman con las vivencias que suman y construyen el camino la vida, los que vertebran esta producción de La bohème. En su propuesta dramatúrgica, el prestigioso director de escena británico Richard Jones y el escenógrafo y figurinista Stewart Laing presentan la ópera como una sucesión de Escenas de la vida bohemia presentadas al espectador sin ocultarle los trabajos de backstage que normalmente desarrollan los técnicos detrás del escenario. Así, el público ve como se cambian los decorados, cómo se utilizan diferentes artilugios para lograr efectos teatrales y cómo se amontonan elementos escenográficos en las bambalinas, como si fueran retazos de vida apiñados en la memoria.

 

Situándose en el lugar privilegiado, el espectador contempla permanentemente el pasado y el presente de los personajes, incapaz de sumergirse en el París frío y efervescente de los jóvenes bohemios porque lo verá siempre representado sobre el escenario. Pero este artificio del ‘teatro dentro del teatro’, en que se confunden el tiempo real y el teatral, el espacio del público y del artista, el drama de la ópera y sus metáforas, llevará al espectador a una interpretación más rica de la obra de Puccini, potenciada por su visión desde distintos ángulos, pero también con sus reflejos.

Ópera
English National Opera
Benjamin Britten
Edward Gardner, Deborah Warner

La bella y evocadora producción de Deborah Warner de la última obra maestra operística de Britten ha sido aclamada como un "exquisitamente conseguido matrimonio entre la música, el teatro y el diseño" (The Independent). En la luminosa y convincente interpretación de Britten de la clásica novela de Thomas Mann, la obsesión del escritor Gustav von Aschenbach con el chico polaco Tadzio y su consecuente caída se reflejan en una "notable y desgarradoramente creíble interpretación" (The Guardian), de John Graham-Hall, que ya había recibido grandes críticas por cantar el papel de Aschenbach en La Scala. Los geniales coro y orquesta de la English National Opera son dirigidos por Edward Gardner, un defensor de la música de Britten durante mucho tiempo.

 

Con la colaboración de Naxos

Danza
Teatro Mikhailovsky
Ludwig Minkus
Nacho Duato, Ballet Mikhailovsky

La bayadère fue la primera producción de Nacho Duato para su regreso a San Petersburgo. El coreógrafo español ya trabajó en clásicos del ballet dorado ruso: sus versiones originales de La bella durmiente y El cascanueces, creadas para el Teatro Mikhailovsky, se presentaron con enorme éxito de crítica en muchas ciudades del mundo, desde Milán y Berlín hasta Novosibirsk.

 

La exquisita sencillez de los clásicos se funde con la exótica opulencia de los maharajás en este ballet, que cuenta una historia de más de ciento cincuenta años. Nacho Duato ha creado una producción que se remonta al original de Marius Petipa, conservando el orden habitual de las escenas y los clímax del libreto, y dejando intactas valiosas piezas de la coreografía canónica. Al mismo tiempo, el ballet se ha liberado de anacronismos y episodios de pantomima estática, reemplazándolos por una decoración espléndida y escultórica. 

 

Con la colaboración de Naxos

Danza
Teatro Bolshoi
Leo Delibes
Marius Petipa, Bolshoi Ballet

La versión única de Coppélia del Bolshoi exhibe una fascinante reconstrucción de la coreografía original del siglo XIX de esta exuberante comedia que involucra a una heroína luchadora, una prometida juvenil con un ojo errante y un viejo fabricante de muñecas. El impresionante cuerpo de ballet de la compañía brilla en los divertimentos y la famosa "danza de las horas", y sus protagonistas abundan en energía juvenil y humor irresistible en esta producción efervescente.

 

Con la colaboración de Naxos

Danza
Royal Opera House
Joby Talbot
Christopher Wheeldon, The Royal Ballet

Christopher Wheeldon, creó su adaptación del último gran romance de Shakespeare The Winter's Tale para The Royal Ballet en 2014. Sobre la base del éxito de Alice's Adventures in Wonderland de Wheeldon, The Winter's Tale recibió grandes elogios en su estreno, aclamado tanto por la crítica como por el público por su historia inteligente, distintiva y emocionalmente poderosa, contada a través de una danza exquisita.

 

En la actualidad, se considera que es un clásico del ballet moderno.

 

La historia relata la destrucción de un matrimonio a través de celos devoradores, el abandono de un hijo y un amor aparentemente desesperado. Sin embargo, a través del remordimiento y el arrepentimiento, y después de un regreso aparentemente milagroso a la vida, el final es de perdón y reconciliación. Con poderosos diseños de Bob Crowley y música atmosférica de Joby Talbot, The Winter’s Tale es un magistral ballet narrativo moderno.

 

Con la colaboración de Naxos

Danza
Wiener Staatsoper
Adolphe Adam
Manuel Legris, Wiener Staatsballett

Desde su primera representación en 1856 en la Ópera de París, Le Corsaire ha sido considerado como uno de los ballets narrativos más impresionantes del siglo XIX. El director del Wiener Staatsballett ha coreografiado una nueva versión, basando su interpretación principalmente en las ricas tradiciones de francesas y rusas.

 

La acción, la música, la coreografía, el escenario y el vestuario se combinan cuidadosamente en una nueva imagen general que se centra en los puntos álgidos de los coloridos eventos que rodean a la pareja de Conrad y Medora.

 

Con la colaboración de Naxos

 

Danza
Teatro Real
Varios autores
Antonio Gades, Compañía Antonio Gades

Fuenteovejuna, obra culmen de Antonio Gades, es ante todo una obra hermosísima, el último fruto de una gran madurez artística y personal. La sutil y conmovedora calidad de su materia no reside ni en sus valores estéticos –altísimos, por otra parte- ni en su espectacularidad, sino en la sencillez apabullante con que muestra la esencia de las cosas que quiere contar. Una esencia que sólo unos cuantos elegidos –como Gades en la danza o Peter Brook en el teatro- han sabido captar y expresar, casi siempre tras un largo camino no exento de dolorosas renuncias.

 

Esta pieza está basada en la comedia homónima de Lope de Vega, una obra dramática muy alejada de las fuentes que suelen inspirar los trabajos de danza española y de flamenco, incluidos los del propio coreógrafo. En ella, escrita entre 1612 y 1614 a partir de un hecho histórico publicado con anterioridad en la Crónica de las tres Órdenes Militares de Redes y Andrada, se cuenta cómo un pueblo entero de la alta Andalucía, Fuenteovejuna, se rebela contra los abusos perpetrados por un noble, el Comendador de la Orden de Calatrava Fernán Gómez de Guzmán, y acaba por ajusticiarlo. Cuando los Reyes, los católicos Isabel y Fernando, envían a un juez para esclarecer el caso, ni aun sometiendo a las peores torturas a los aldeanos logra que éstos denuncien al culpable, pues todos, con una sola voz, asumen la muerte del noble innoble y la responsabilidad de su destino. Unos sentimientos de solidaridad que no podían dejar de tentar a un hombre de las ideas políticas y de las aspiraciones sociales de Antonio Gades quien, a propuesta del escritor y flamencólogo José Manuel Caballero Bonald, se decidió a asumir el proyecto. Gades logra que cada voz y cada cuerpo –y en numerosas ocasiones los coros de hombres y de mujeres funcionan como un solo cuerpo y una sola voz- utilice un lenguaje propio del mismo modo que los personajes de Lope utilizan las palabras y los versos que le son más afines. Fuenteovejuna es, sin duda alguna, uno de los grandes ballets del siglo XX.

Danza
Teatro Bolshoi
Piotr I. Chaikovski
Yuri Grigorovich, Ballet Bolshoi

Cisne blanco de día, humano de noche, la bella Odette espera un juramento de amor verdadero para romper la maldición. La gran leyenda del enigmático cisne / mujer es uno de los ballets clásicos más románticos, ambientada en la era del romance cortesano y caracterizada por la elegancia, el estilo y la armonía.

 

Con la famosa y lírica partitura de Chaikovski, El lago de los cisnes representa el amor trágico entre la princesa Odette y el príncipe Siegfried, sin duda interpretado a la perfección por el virtuosismo sin igual del gran ballet de Bolshoi de Rusia. Esta obra maestra universal y encantadora de amor, engaño y drama es imprescindible.

 

Con la maravillosa bailarina Svetlana Zakharova, una de las más bellas Odette / Odile de la época, Denis Rodkin, Artemy Belyakov y el Bolshoi Ballet.

 

Con la colaboración de Naxos

Conciertos
Teatro Real
Wolfgang Amadeus Mozart
Ramón Tebar, Coro y Orquesta del Teatro Real

Un concierto único, por el marco histórico y artístico, promovido por la Junta de Castilla y León y grabado por RTVE, con quien la Fundación tiene un convenio de colaboración. Desde el Altar Mayor del templo, dentro de los actos programados por la Fundación VIII Centenario de la Catedral de Burgos 2021 para conmemorar los 800 años de la Seo burgalesa.

 

Con la presencia de cuatro solistas internacionales cuyas trayectorias recorren los principales teatros del mundo, entre ellos, el Teatro Real, donde se les ha podido escuchar en varias ocasiones:

 

La soprano Sylvia Schwartz, protagonista en dos de las producciones más queridas en el Teatro Real: Hansel y Gretel y La flauta mágica, entre otras; el tenor Toby Spence, cuya última aparición en el Real fue para participar en la producción más premiada de los últimos años, Billy Budd; la mezzosoprano Marifé Nogales, una de las voces habituales en el coliseo madrileño por su gran versatilidad, y el bajo Alexander Tsymbaliuk, que dejó su impronta en dos recientes producciones: Das Rheingold e Idomeneo.

 

Junto a ellos, por primera vez en la Catedral de Burgos, el Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, bajo la dirección del maestro Ramón Tebar, interpretarán esta sublime composición del genio de Salzburgo cuyas notas se escucharán en la nave central del templo.

 

Esta partitura, última creación (incompleta) de W.A. Mozart, de extraordinaria belleza, donde la muerte es protagonista como fin y como tránsito, contiene momentos de gran dramatismo, sublime dulzura y resignada intimidad, en una composición magistral. Amado por todas las audiencias, melómanas o no, este Réquiem siempre estuvo rodeado de misterio y leyendas que no hicieron sino engrandecer su popularidad y lo convirtieron en un referente.

Conciertos
Teatro Real
Varios autores
Alejo Pérez, Sylvain Cambreling

En reconocimiento a la trayectoria de Teresa Berganza, una de las voces más importantes de la historia de la ópera, el Teatro Real acogió el pasado año una gala única para celebrar su 80 aniversario. En la velada se interpretaron obras de Mozart y Rossini, de las que la mezzosoprano española ha sido representante emblemática, pero también hubo espacio para la música española, homenaje a su alma castiza.

 

Los maestros Sylvain Cambreling y Alejo Pérez fueron las batutas encargadas de dirigir a la Orquesta y Coro del Teatro Real, a los que se unieron reconocidas voces del panorama nacional e internacional, como Carlos Álvarez, María Bayo, Annick Massis y José Van Dam y otras figuras consagradas como José Bros, Marie-Nicole Lemieux, Helene Schneiderman y Sofia Soloviy entre otros. Todos ellos compañeros y amigos de Teresa Berganza, que se acercaron a compartir ese día tan especial y emotivo para ella.

Conciertos
Inolvidables
Gustav Mahler
Pablo Heras-Casado, Orquesta Sinfónica RTVE

Pablo Heras-Casado dirige a la Orquesta de Radio Televisón Española en el Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial

Conciertos
Filarmónica de Berlín
R. Wagner, E. Elgar, J. Brahms
Daniel Barenboim, Alisa Weilerstein

Desde hace 20 años, la Filarmónica de Berlín celebra su fundación el 1 de mayo con el concierto anual Europa Konzert, que este año tiene lugar en Oxford. La orquesta, bajo la dirección del mundialmente conocido músico Daniel Barenboim, da la bienvenida a la violonchelista Alisa Weilerstein, que ha llamado la atención por una interpretación que combina el dominio virtuoso natural y la precisión técnica con una apasionada musicalidad.

Conciertos
Filarmónica de Berlín
E. Chabrier, J. Rodrigo, S. Rachmaninov
Sir Simon Rattle, Filarmónica de Berlín

Desde hace 20 años, la Filarmónica de Berlín celebra su fundación en 1882 con un concierto, cada año en un lugar de importancia cultural de una ciudad europea diferente. Este año, el Europa Konzert tiene lugar en el Teatro Real de Madrid. La Filarmónica de Berlín y su director musical, Sir Simon Rattle, reciben al famoso guitarrista flamenco Cañizares. Su virtuosismo, su técnica, armonía, fuerza y sensibilidad han distinguido a Cañizares como un artista único, considerado como uno de los grandes músicos flamencos del cambio de siglo.

Conciertos
NCPA de Pekín
Franz Schubert
Lü Jia, Orquesta NCPA

Lü Jia dirije a la orquesta del National Centre for the Performing Arts de Pekín en este fantástico concierto.